miércoles, 17 de febrero de 2010

EL JOVEN QUE HUYO

SAN MARCOS 14: 51, 52

INTRODUCCIÓN:

Indiscutiblemente todos en momento determinado nos hemos enfrentado a una situación de la cual hemos querido huir o mucho pero hemos huido.

Claro que ha situaciones en las cuales es necesario huir como por ejemplo del pecado, como lo hizo José en Egipto, pero por otra parte hay situaciones las cuales Dios nos esta llevando para que las enfrentemos y muchos de nosotros hemos salido huyendo o nos hemos hecho los desentendidos.

Pero la pregunta es: ¿Será la voluntad de Dios que huyamos de su presencia?, o ¿Será tan injusto Dios que nos pondrá situaciones que no podamos sobrellevar?. La Respuesta es tan sencilla como un simple “No”, ya que la voluntad de Dios no es que huyamos de su presencia ni mucho menos ponernos situaciones que no podamos soportar.

Es por ello que este tema va enfocado a todos aquellos que por “A” o “B” motivo huyeron de la presencia de Dios y mucho mas para aquellos que se alejaron por completo de El.

En el Evangelio de San Marcos en el Capitulo 14: 51 y 52 dice: “Pero cierto joven le seguía, cubierto el cuerpo con una sábana; y le prendieron; mas él, dejando la sábana, huyó desnudo”



¿QUE SITUACIONES HACEN QUE HUYAMOS?

Hay muchas situaciones que a un Joven lo puede hacer huir, en el pasaje que anterior mente citábamos se dio luego del arresto de Jesús y luego de que todos los discípulos huyeron, pareciera ser que este joven el cual la Biblia no menciona su nombre fue un poco mas valiente que los discípulos, puesto que a pesar de saber que corría peligro al seguir a Jesús, no le importo y cubierto con una sabana lo comenzó a seguir.

Pero cuando lo descubrieron dejo la sábado en mano de quienes lo habían prendido y salió huyendo “desnudo”. ¿Qué significa esto?

1. El seguir a Jesús cubierto, podría significar el hecho de que cuando seguimos a Jesús tenemos su cobertura.

2. El dejar la sabana y huir desnudo, puede simbolizar que cuando huimos de la presencia de Dios quedamos al desnudo espiritualmente, es decir sin su cobertura.



Algunas de las situaciones que nos hacen huir muchas veces son:

• El miedo a ser menospreciados por los demás.

• El creer que no podremos realizar algún sueño que tenemos.

• El hecho de no ver las respuestas que tanto anhelamos de parte de Dios.

• El amar mas los placeres de este mundo que a Dios.

• El creer que no seremos capaces de realizar una obra que Dios nos ha encomendado, porque talvez no tenemos la capacidad para hacerlo.

• El descuidar nuestra relación con Dios y por ello ser mas propensos a los ataques del enemigo.

• El creer que estamos jóvenes y hay que aprovechar nuestra juventud de una manera liberalista, olvidándonos de Dios.

• Entre otras.



CARACTERÍSTICAS DE UNA PERSONA QUE HUYE FÁCILMENTE.

Las personas que huyen fácilmente o están acostumbradas a huir de la presencia de Dios o de los propósitos de Dios para su vida, tienden a tener algunas de las siguientes características:

• Una persona que ha descuidado su relación personal con Jesús, dejando de orar y de leer la Palabra.

• Una persona que ha sido inconstante en todo lo que hace o que siempre comienza algo y no lo termina.

• Una persona que no ha aprendido a depender de Dios en todo.



¿COMO HACER ENFRENTAR TODO Y NO HUIR?

1. Tener mis ojos puestos en Jesús y depender de El.

2. Llenarme mi vida diariamente de su presencia, buscando en oración.

3. Fortalecer mi vida con la Palabra de Dios.

4. Congregándome y sirviendo a Dios con todo mi corazón.

5. Reconocer que jamás podré enfrentar las situaciones que se me presenta en mis propias fuerzas y que si Dios lo ha permitido es porque el me ayudara a salir delante de cualquier circunstancia que se me presente.



CONCLUSIÓN:

Definitivamente si optamos por alejarnos o huir de la presencia de Dios quedamos al descubierto y por ende mas propensos a los ataque el enemigo lanza diariamente a nuestra vida. Nunca creas que eres lo suficientemente bueno para salir adelante en todo, trata de depender de Jesús porque el como tu amigo fiel nunca se apartare de tu vida si tu nunca te apartas de El.



“RECUERDA: DIOS NO TE HA DADO UN ESPÍRITU DE COBARDIA, SINO DE PODER, DE AMOR Y DE DOMINIO PROPIO”